Blog de eurofrits

Cocinar en el horno

Escrito por eurofrits 27-07-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

Existen muchas maneras de cocinar los alimentos: a la sartén, a la plancha, a la brasa… y cada vez son más los inventos que nos dan nuevas formas de cocinar como el microondas, la freidora, la Thermomix… Nos vamos a centrar en el horno, que consiste en introducir los alimentos para someterlos al calor de manera indirecta.

Se suele utilizar un recipiente que se coloca encima de las bandejas de horno, pero hay alimentos que se pueden preparar directamente en las bandejas del horno, como podrían ser las patatas fritas o verduras.

Para garantizarnos una buena cocción, podemos verter sobre los alimentos algún tipo de grasa como aceite, mantequilla o un caldo de cocción. También es muy común utilizar vinos para darle sabor a tus platos.

El horno te asegura una cocción mediante un calor intenso e ininterrumpido (la temperatura suele oscilar entre los 120 y los 245 Grados Centígrados), así las bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud dejan de serlo al ser sometidas a dichas temperaturas.


Otras ventajas que tiene cocinar en el horno:

-  Se potencia el sabor de los alimentos, quedando platos con un sabor intenso.

-  Se conservan los nutrientes. Si disponemos de un horno de vapor, se pueden llegar a conservar la totalidad de los minerales y vitaminas.

-  Es una forma saludable de cocinar, ya que no requiere muchas grasas para la cocción. Los platos al horno son mucho más saludables que cualquier frito.

-  Ahorras tiempo pues no necesitas estar muy pendiente a la hora de cocinar. Puedes incluso programar la hora en la que quieres que te avise el horno para apagarlo.

-  Limpieza fácil. Esta es otra de las causas por las que ahorras tiempo, ya que no manchas muchos cacharros, cacerolas, sartenes… muchos hornos tienen incluida la opción de limpieza automática por lo que no tendrías ni que perder tiempo limpiándolo.

Si no se consume todo lo que has preparado en el horno, lo puedes conservar en el frigorífico en el caso de que lo vayas a consumir en dos o tres días. Si quieres conservarlos durante un mayor periodo de tiempo, puedes meterlos en el congelador junto al resto de productos congelados, asegurándote de que no estén calientes los alimentos que introduces, y que están herméticamente cerrados, para evitar riesgos de contacto con los alimentos congelados.

Quizá te interese este artículo de Eurofrits sobre los alimentos que no se deben congelar:

https://wordpress.com/post/eurofrits.wordpress.com/229 

Recomendaciones sobre productos congelados

Escrito por eurofrits 25-07-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

Muchos tienden a congelar todos los alimentos que les sobran para que no se pongan malos, a modo de ahorrar y no desperdiciar alimentos. Pero esta estrategia de ahorro no siempre es buena, pues no todos los alimentos se deben congelar.

La mejor manera de desperdiciar menos alimentos es planificar bien la cesta de la compra y adquirir la cantidad de alimentos justa que vayas a consumir.

Para qué y cómo congelar

Congelar evita que los alimentos se contaminen por los microorganismos, pero afecta a la composición de los alimentos (el sabor, olor, textura…)

Congelar alimentos o comprar directamente productos congelados no hace que cambien sus propiedades nutricionales. Los nutrientes se pueden perder al manipular los alimentos o cocinarlos antes de congelarlos. Dichos nutrientes perdidos no pueden recuperarse.

Para congelar correctamente es importante tener en mente que la congelación frena el deterioro de los alimentos, pero no los mejora. Es decir, si congelamos un alimento en mal estado, al descongelarlo estará igual.

No se deben congelar los envases que ya hayan sido manipulados, a no ser que sigan congelados sin haberse roto la cadena de frío.

Recomendaciones básicas

-  No congelar alimentos que ya han sido descongelados

-  Usar los envases adecuados para mantener los productos aislados y evitar así que se deshidraten, oxiden o emitan olores.

-  Para evitar la contaminación cruzada de la que hablamos en este artículo del blog de Eurofrits, separa los alimentos correctamente en los distintos cajones del frigorífico según se indican en los dibujos del exterior. Las carnes guárdalas con los distintos tipos de carnes, separados de los pescados y las verduras.


-  Mantén el congelador a temperatura constante. Debe estar al menos a -20ºC.

-  Asegúrate de que el congelador está en buen estado y de que dispone de mecanismos que avisen si hay un problema o si la temperatura ha subido.


¿Son compatibles el sushi y el embarazo?

Escrito por eurofrits 21-07-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

Llevar una alimentación sana y equilibrada es fundamental, y sobre todo durante el embarazo, tanto para la madre como para que el bebé se desarrolle bien.

A lo largo del embarazo son necesarios una serie de nutrientes que se aportarán gracias a cuidar la dieta. Hay alimentos que se deberían consumir de manera esporádica, y otros que directamente hay que evitar.


El consumo de sushi durante el embarazo

El pescado crudo puede ocasionar infecciones por bacterias (listeria), parásitos (anisakis) y la contaminación del pescado (por el mercurio, por ejemplo).

La listeria es una bacteria que causa una enfermedad llamada listeriosis. Esta enfermedad puede surgir por el consumo de alimentos contaminados por dicha bacteria y es peligrosa en los embarazos pues puede provocar abortos o enfermedades graves al bebé.

El anisakis puede causar en la madre embarazada problemas intestinales y hepáticos, además de debilitarla. La enfermedad causada por el anisakis se puede tratar, pero el embarazo dificulta su correcto tratamiento.

Existe otra enfermedad conocida como ciguatera, que portan algunas especies tropicales y causan abortos o partos prematuros.

Cómo evitar las enfermedades

Es recomendable congelar el pescado a -20 grados centígrados durante una semana para evitar infectarnos por el anisakis.

Pero para evitar las otras dos enfermedades mencionadas, a veces no es suficiente con congelar el pescado, por eso habría que evitar el consumo de algunas especies como el pez espada, el blanquillo o panga, el tiburón, la barracuda o el atún rojo, así como el consumo de marisco crudo o anguila.

Además, según la OMS pone como límite el consumo de 360 gramos de atún a la semana (una pieza de sushi tiene un peso de 30 gramos aproximadamente) 

Te puede interesar el siguiente artículo del blog de  Eurofrits sobre el anisakis:

http://eurofrits.blogspot.es/1499327558/ 

Las tapas y raciones más rentables de los bares y restaurantes.

Escrito por eurofrits 19-07-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

Los restaurantes españoles conocen bien cuáles son las tapas ideales para obtener el máximo beneficio, sopesando el tiempo y dinero invertido en prepararlas.

A continuación, le detallamos cuáles son, teniendo en cuenta que muchas se pueden comprar ya congeladas por lo que serán más rentables.

Frutos secos: al ser salados, incitan a que la gente consuma bebida pues les entra sed. Además, los frutos secos no solo no sacian sino que abren el apetito, por lo que los clientes pedirán otras tapas.

Patatas bravas: Su origen es español, y gustan a todo el mundo. Son muy rentables y si las compras congeladas más aún, pues únicamente tienes que freírlas, ahorrando el tiempo de cortarlas y pelarlas.

o  Croquetas: De jamón, bacalao, boletus… sean como sean están riquísimas y siempre apetecen. Pero requieren mucho tiempo en elaborarlas, pues primero hay que hacer la bechamel, dejarla enfriar, montar cada croqueta, empanarla, freírla… sólo son rentables si están congeladas, pues al igual que las patatas bravas, te ahorras todos los pasos y únicamente tienes que freír y servir.

o  Ensaladilla rusa: un clásico en cualquier bar español. Es fácil de elaborar y sus elementos son baratos: guisantes, patatas, zanahoria, mayonesa… Se puede hacer desde por la mañana y conservar en el frigorífico para servirla durante todo el día, sin tener que preocuparse de calentarla ni cocinarla antes de servir.

o  Tortilla de patata: es una de las tapas más versátiles, pues la puedes servir a cualquier hora del día. Es rentable pues sus ingredientes son el huevo, las patatas y la cebolla.

Pero al igual que las croquetas, requiere tiempo en elaborarlas, por lo que una opción es comprarlas congeladas. En Eurofrits puedes encontrarlas con patata normal y patata plancha con cebolla.


Etiquetas inteligentes

Escrito por eurofrits 17-07-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

A todos nos ha quedado claro la importancia que tiene respetar la cadena de frío de los alimentos congelados pues en el caso de que así fuera, se garantiza que los alimentos conservan las propiedades de los alimentos frescos. Pero… ¿cómo podemos saber a la hora de comprar si se ha roto la cadena?

No se puede saber a ciencia cierta, pero a simple vista se pueden observar indicios de que el producto no ha estado todo el tiempo a la temperatura adecuada.

Un ejemplo es la escarcha o hielo en el envase o en el propio alimento. Lo mejor es no comprar un producto congelado que esté en esas condiciones, así como aquel cuyo envase esté estropeado o mojado.

Las piezas enteras de carne o pescado deben estar rígidas, sin imperfecciones y no deben tener distintos colores en la superficie.

Todo esto son meras “pistas” para hacernos una idea del estado de los alimentos que compramos pero existen las llamadas “etiquetas inteligentes” que nos garantizan una mayor seguridad.

Etiquetas que cambian de color

Las “etiquetas inteligentes” indican el tiempo y la temperatura de los productos congelados, siendo capaces de cambiar de color gracias a que están dotadas de una tinta sensible a la temperatura.

El color será azul oscuro cuando la temperatura se mantenga constante a -18 grados o menos, y cambiará gracias a reacciones químicas cuando los alimentos hayan sido sometidos a altas temperaturas.

Estas etiquetas ayudan a controlar la cadena de frío y conocer si están en buen estado los alimentos, tanto los congelados como los refrigerados.

Los beneficios de estas etiquetas son indiscutibles, pues no solo ayudan a prevenir el estado de los alimentos o a aumentar la confianza de los consumidores, sino que también ayudan a disminuir los desechos de alimentos de los que hablamos en este artículo de Eurofrits.