Blog de eurofrits

Historia de la congelación de alimentos

La costumbre de congelar los alimentos para conservarlos ha sido utilizada desde hace miles de años. Los prehistóricos usaban agua y hielo para evitar que las presas que habían cazado se descompusieran.

Pasado un tiempo, durante la Edad Antigua y Media, se especializaron un poco más y usaban especias y sal, pues descubrieron que así se mantenían mejor los alimentos.

El primer frigorífico con electricidad fue inventado en 1748 por el señor Cullen, lo que revolucionó el mundo de los alimentos. Así las cosas, en 1842, se usó por vez primera la congelación para uso comercial.

Pero el verdadero cambio se da en 1874, cuando se usó un barco para transportar carne durante una travesía de más de 100 días. Este cargamento llegó en perfecto estado gracias a los frigoríficos que se usaron. El barco se conoce con el nombre de "Le Frigorifique".

En los años veinte se descubrió que, a mayor rapidez de congelación, mejor se conservan los alimentos en cuanto a su sabor y aspecto.

Los primeros productos congelados se sirvieron en 1945 en las líneas de aviones de Estados Unidos y a España llegan las verduras y los pescados congelados en los 60.

    

                        



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: