Blog de eurofrits

alimentos congelados

Historia de la congelación de alimentos

Escrito por eurofrits 26-06-2017 en productos congelados. Comentarios (0)

La costumbre de congelar los alimentos para conservarlos ha sido utilizada desde hace miles de años. Los prehistóricos usaban agua y hielo para evitar que las presas que habían cazado se descompusieran.

Pasado un tiempo, durante la Edad Antigua y Media, se especializaron un poco más y usaban especias y sal, pues descubrieron que así se mantenían mejor los alimentos.

El primer frigorífico con electricidad fue inventado en 1748 por el señor Cullen, lo que revolucionó el mundo de los alimentos. Así las cosas, en 1842, se usó por vez primera la congelación para uso comercial.

Pero el verdadero cambio se da en 1874, cuando se usó un barco para transportar carne durante una travesía de más de 100 días. Este cargamento llegó en perfecto estado gracias a los frigoríficos que se usaron. El barco se conoce con el nombre de "Le Frigorifique".

En los años veinte se descubrió que, a mayor rapidez de congelación, mejor se conservan los alimentos en cuanto a su sabor y aspecto.

Los primeros productos congelados se sirvieron en 1945 en las líneas de aviones de Estados Unidos y a España llegan las verduras y los pescados congelados en los 60.

    

                        



Ventajas de los productos congelados

Escrito por eurofrits 12-06-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

Una de las principales ventajas que ofrecen los productos congelados es la seguridad e higiene pues los alimentos se degradan de manera más lenta y al estar congelados se libran de multitud de microbios y parásitos.

Además, los alimentos conservan todas sus propiedades y nutrientes una vez descongelados, siempre que se haya respetado la cadena de frío. Asimismo, los productos naturales congelados pueden tener más vitaminas y minerales que las verduras frescas que han sido refrigeradas, puesto que se han congelado justo en el instante en que se han recolectado, momento en el que tienen una mayor cantidad de nutrientes.

Otra de las ventajas que ofrecen es que se puede disfrutar de ellos en cualquier momento, pues al estar congelados se conservan en perfecto estado durante mucho más tiempo.

La comodidad es uno de los puntos fuertes de estos productos, dado que hoy en día mucha gente no dispone del tiempo necesario para cocinar, ni para hacer la compra. Estos alimentos están preparados para cocinarse o calentarse directamente sin necesidad de lavarlos, limpiarlos, cortarlos… Y dado que se conservan durante mucho tiempo, te permite poder comprarlos con mayor frecuencia que los productos frescos.

Estos alimentos tienen un menor coste que los frescos y su relación calidad-precio es muy buena, en parte gracias a que se venden baratos y limpios.

Otros artículos de interés:

Eurofrits "congela" el sector alimentario