Cómo congelar los alimentos adecuadamente

Escrito por eurofrits 10-07-2017 en eurofrits. Comentarios (0)

Los congeladores nos permiten hacer compras grandes, pues gracias a ellos, los alimentos se conservan y mantienen en buen estado durante más tiempo. Ésto nos da la ventaja de poder disfrutar en casa de todo tipo de productos sin tener que ir a comprarlos diariamente.

Cuando compras productos congelados, es muy importante, como ya hemos recalcado en otros posts, no romper la cadena de frío. Para ello es aconsejable comprar estos productos los últimos de todos al hacer la compra y almacenarlos es bolsas isotérmicas, lo que evitará que los alimentos sufran cambios de temperatura bruscos. Se debe llegar a casa cuanto antes para meterlos en el congelador.

A la hora de congelar alimentos frescos, es crucial hacerlo únicamente con los que están en perfecto estado, pues si congelamos los que están deteriorados, al descongelarlos seguirán en las mismas malas condiciones.

Hay que saber que no todos se congelan de la misma forma.

La carne se debe limpiar y cortar en porciones.

El pescado también se debe limpiar, escamar y hay que quitarle las tripas y la cabeza para después envolverse en papel film o aluminio.

Las verduras y las frutas no conviene congelarlas, pero si lo haces, antes debes eliminar las posibles bacterias limpiando y escaldando las verduras, y pelando y cubriendo de almíbar las frutas.

Si deseas congelar huevos, debes abrirlos y ponerlos en un vaso o recipiente tapado pues si los congelas con cáscara pueden estallar.

Los alimentos como los guisos, fritos y bollería como pasteles, galletas, cupcakes… se pueden congelar, pero pierden muchas propiedades. Para hacerlo correctamente, se debe esperar a que se enfrían completamente.

Hay alimentos que no se pueden congelar como los pasteles que han sido elaborados con gelatina o los rellenos con nata, natillas, mantequilla…; los merengues; la mayonesa, pues al descongelarla forma una masa sólida sin el sabor ni la textura propias; los alimentos con alto contenido en grasa; la pasta; el arroz y los guisos con patata, pues se deshacen al descongelarse.

¡Un consejo! Congela en la misma bolsita o recipiente la cantidad equivalente a una o dos raciones de comida, y etiquetalos, para saber qué es y facilitarte las cosas a la hora de descongelarlos. También es aconsejable indicar la fecha en la que lo congelaste para saber el tiempo en el que deberías consumirlo, pues por si no lo sabías… ¡también caducan los alimentos congelados!

Para más información sobre el manejo y descongelación de los alimentos, lea el siguiente artículo en nuestro blog de Eurofrits:

https://eurofrits.wordpress.com/2017/07/04/manejar-productos-congelados/